Nuevos beneficios para los autónomos

Muchos se ha hablado de la Ley de reformas urgentes del trabajador autónomo que debe aprobarse  en los próximos meses. Pero ¿Conoces las medidas con las que cuenta esta reforma y cómo afectará a los autónomos?

Tarifa Plana

Aumenta de seis meses a un año la cotización de 50€ mensuales para los nuevos negocios: Consiste en la llamada tarifa plana, que hasta ahora duraba 6 meses. Con la entrada en vigor de la ley, este beneficio para los nuevos autónomos se ampliará a un año. Es más, incluso se podrá retomar dos años después de haber interrumpido el negocio,  recortando así el periodo de cinco años vigente actualmente.

Subvenciones

Subvenciones de cotizaciones para jóvenes y mujeres: la tarifa plana de un año que tendrán los nuevos autónomos puede extenderse hasta los tres años para los empresarios menores de 30 años, y hasta los 35 años, para las mujeres, en función de la evolución y el empleo del negocio. Todo ello, mediante las bonificaciones de las cotizaciones sociales.  

Bonificaciones

Las bonificaciones serán compatibles con la contratación de asalariados: el emprendedor mantendrá la ayuda en las cotizaciones y la tarifa plana aunque contrate a trabajadores por cuenta ajena. Hasta ahora perdía estas ventajas si tenía un asalariado, lo que suponía una contradicción con la necesidad de crear empleo y reducir el paro. Si los contratos son indefinidos, la bonificación puede elevarse hasta el 100% de la cotización social.

Contratación de Familiares

Bonificación de cotizaciones para contratar a familiares de forma indefinida: los autónomos que contraten a sus familiares como asalariados de forma indefinida tendrán derecho a una subvención total de las cotizaciones a la Seguridad Social.

Para ello, será necesario que en los doce meses anteriores de contratar al familiar el titular del negocio no haya despedido a nadie de forma improcedente o por una regulación de empleo irregular.

Seguridad Social

Mayor flexibilidad para darse de alta y de baja en la Seguridad Social: los autónomos podrán darse de alta y de baja en la Seguridad Social hasta en tres ocasiones en un año con el derecho de empezar a pagar a partir del mismo día del mes que hacen el trámite administrativo. Es decir, que si se dan de alta el día 14 ya no tendrán que pagar el mes entero. Lo mismo ocurrirá con la baja, si se dan de baja el día 15 la Seguridad Social le reintegrará a final de mes lo que haya abonado de más.

Se reducen los recargos de la Seguridad Social por deudas durante el primer mes de retraso: el gobierno rebajará del 20% al 10% el recargo automático de la deuda por cotizaciones sociales durante el primer mes.

Más facilidades para el cambio de la base de cotización: los empresarios/trabajadores podrán cambiar su base de cotización a la Seguridad Social hasta en cuatro ocasiones al año. Se trata de facilitar que los pagos a la Seguridad Social puedan adaptarse mejor a la evolución del negocio. Es decir, que el autónomo pueda cotizar en función de los beneficios o las pérdidas.

¿Hemos solucionado tus dudas? Para ampliar la información o si necesitas asesoramiento personalizado,  déjanos un mensaje

2017-09-07T11:56:25+00:00 2017/09/07|Laboral|0 Comentarios

Deja un comentario