Derecho Civil

Áreas de Práctica

Derecho Civil 2017-11-02T10:04:02+00:00

El Derecho Civil es una de las áreas más amplias del derecho,  es aquel que regula las relaciones humanas entre personas físicas o personas jurídicas.

Las principales materias en que ofrecemos nuestros servicios son:

  • Derecho de sucesiones: Ordenación del patrimonio antes de la defunción, así como la tutela de los derechos sucesorios de los herederos. Nuestros servicios incluyen la redacción de testamentos, pactos sucesorios u otro tipo de contratación en previsión de muerte o supervivencia.
  • Derecho de familia: Defendemos los intereses de las personas en el seno de sus relaciones familiares, ya sean reclamaciones de pensiones alimenticias, prestaciones o cantidades debidas en base a derecho de familia substantivo, así como tutelar los intereses de los cónyuges o parejas de hecho que pretenden divorciarse o separarse y intervenimos en divorcios internacionales. También tramitamos divorcios ante notario.
  • Derecho de las personas: Intervenimos en procedimientos de incapacitación, tutela, curatela, en defensa del incapacitado, o en la defensa del cliente que pretende revocar una situación de incapacitación, o que pretende revocar el cargo que pueda ostentar un tercero.
  • Derecho de las obligaciones y los contratos:  Nuestros expertos en Derecho Civil contractual analizan y redactan contratos personalizados y acordes a la naturaleza de las necesidades que existan. Redactamos contratos internacionales de agencia, distribución, compraventa, prestación de servicios, nuevas tecnologías, así como confeccionamos Condiciones Generales de la Contratación acordes a la legislación imperativa de la Unión Europea. También nos encargamos de tutelar la extinción de las relaciones contractuales procurando evitar incumplimientos que puedan conllevar un perjuicio para el cliente.
  • Responsabilidad civil: Nuestros abogados te asesorarán en las reclamaciones de responsabilidad civil y seguros. Cursamos reclamaciones contra organismos públicos o privados para obtener un resarcimiento económico si existe una situación dañina o perjudicial para el cliente que no tenga obligación de soportar. Con especial referencia a las reclamaciones (mala praxis médica, construcción, legal), accidentes de tráfico, etc…